Nosotros

Somos una organización independiente de laicos católicos, que con el apoyo de obispos y más de 40 sacerdotes seculares y religiosos, hacemos llegar el Evangelio del día a través de las redes sociales, reflejando así la pluralidad de carismas de la Iglesia católica.
Nos dirigimos a aquellos que están más alejados de la Iglesia institucional con un lenguaje cercano, accesible y adaptado a nuestros tiempos.

Nos vemos como una referencia universal para que las personas más alejadas de la Palabra de Dios puedan acercarse al Evangelio con independencia de su ubicación geográfica, vivencia religiosa o cualquier otro tipo de frontera.

Somos un grupo de laicos católicos, en su mayoría del Uruguay. Nuestro proyecto nació originalmente con la intención de rezar “Un minuto por el Papa”, en respuesta al expreso pedido que el 20 de agosto de 2014 el Papa Francisco hizo a dos integrantes de nuestro equipo: “Recen y hagan rezar por mí”.  Con ese fin se organizaron varios grupos de WhatsApp, a los que se enviaba un Avemaría al mediodía para rezar por las intenciones del Santo Padre. En los grupos se fueron sumando laicos y sacerdotes de distintas partes del mundo, y también comenzaron a enviarse diariamente los audios del sacerdote argentino Luis Zazano, quien compartía una breve meditación del Evangelio del día.

En 2016 el P. Zazano dejó de enviar sus audios, y de los distintos grupos de WhatsApp comenzaron a reclamarlos. En respuesta a esa necesidad surgió “La Palabra en vos”, iniciativa que contó desde sus inicios con el apoyo de las autoridades de la Iglesia católica en Uruguay (ver nota).

Valiéndonos de la sabiduría del calendario litúrgico de la Iglesia y de la colaboración de los obispos y sacerdotes que se fueron sumando al proyecto, comenzamos a difundir por WhatsApp el texto del Evangelio del día, una breve meditación a cargo de sacerdotes del clero secular y de distintos carismas religiosos, a lo que luego se agregó una música o canción afín.

Lo que surgió como una simple idea o iniciativa, gracias a la aceptación de gente católica y no católica, hizo que este proyecto hoy llegue a través de las redes sociales a más de 50 países de los cinco continentes (ver spot 4° aniversario de LPev).

No recibimos financiación oficial de ninguna institución. Nuestro proyecto se sustenta gracias al trabajo voluntario del equipo y a los aportes y colaboraciones que recibimos de personas y organizaciones que valoran nuestro esfuerzo y comparten los objetivos que definen nuestra Misión.