por el P. Tommy Nin Mitchell