por el Pbro. Fabian Rovere