por el Pbro. Juan Verde