por el P. Jorge Presentado, OCD