por el Pbro. Fabin Rvere