por el Pbro. Xavier Masdeu